CANTANDO Y APRENDIENDO

Aprender inglés puede tornarse una experiencia un aburrida y tediosa si no se emplean las herramientas correctas para motivar a una persona a aprenderlo.
No basta con libros, tareas y exámenes para motivar a una persona para que aprenda un nuevo idioma; nuevas palabras, nuevas reglas ortográficas, etc.


La música ha sido una herramienta de gran ayuda para aprender otro idioma. Ya que es un material lúdico, con el cual, un maestro puede tener muchas posibilidades de trabajar con sus alumnos.
No importa si una persona escucha una canción en un idioma que no sea el suyo, la persona por instinto imitará con el mejor acento posible las palabras de la canción, aunque no sepa pronunciarla, ni tampoco sepa su significado.
Esta es una de las grandes ventajas de la música, ya que ayuda a estar de buen humor, relaja y aumenta la creatividad.
Una parte importante de las canciones al aprender inglés, es el aspecto fonológico, ya que ayudan a tener mejor pronunciación, entonación y saber diferenciar los variados acentos de otra lengua.
Además, ayuda a ampliar el léxico, agregando nuevos términos al vocabulario. Sobre todo términos que son más coloquiales/populares. Esto es porque estos términos se relacionan con eventos más realistas y de esa manera es más fácil memorizarlas y sobre todo, emplearlas en experiencias propias.
Vivimos en una época en donde las canciones más populares y más descargadas están en inglés. Que mejor manera de aprender este idioma que con la actividad que todo mundo disfruta: escuchar música.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *